Angau Noticias

Miércoles
22 de Febrero
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Comenzó en Villa San Juan la tradicional vigilia para impedir que entren hombres con flores por San Valentín

Comenzó en Villa San Juan la tradicional vigilia para impedir que entren hombres con flores por San Valentín

E-mail Imprimir PDF
Share

La tradicional Vigilia de San Cajeta, como se la conoce en Villa San Juan, comenzó hoy en esa barriada de Resistencia, donde en la jornada previa a cada 14 de febrero los vecinos se organizan para impedir terminantemente la aparición de hombres con ramos de flores durante la celebración de San Valentín.

Por ese motivo, ya el 13 de febrero se montan guardias populares en los accesos al barrio y en las esquinas interiores para detectar -y eventualmente reprimir- cualquier intento de obsequiar flores en el Día de los Enamorados, una fecha que en la villa genera más tensiones que alegrías.

"En este barrio, verdadero bastión de los valore que hicieron grande a la humanidá, San Valentín no é bien recibido. Por razone de civilización lenta y presione de la ONU hace má de sesenta año que se dejó de ahorcar públicamente a los que ese día entregan flore o dibujan corazoncito en parede o tarjetita, pero ni un paso má paratrá: el regalo de flore va seguir estando acsolutamente prohibido, a meno que sea entre mina. Pero vago no", marcó el escritor, periodista y levantador de quiniela Chuñi Benite.

El intelectual, mentor de la movida literaria Acsión Ñerética, es la cara visible de un grupo que está integrado por aproximadamente 300 hombres del barrio y tiene -según versiones- financiamiento de un par de carnicerías de la zona. El argumento para la prohibición es que agasajar con flores "es de topu", como define Ñacaniñá Álvare, tesorero de la AÑ.

 

El credo local

 

A modo de desafío, desde el siglo pasado se celebra en el barrio la festividad de San Cajeta, un santo pagano en cuyo honor, cada 14 de febrero, se queman ramos de rosas y claveles, ositos de peluche con corazoncitos y cajitas de bombones. "Las dorada, porque si son caja así, pelada, de Garoto, se acecta; tampoco somo tan bestia", indicó Álvare a Angaú Noticias.

De acuerdo a la creencia local, San Cajeta fue un talabartero que murió asesinado por su esposa por haberle regalado planchas, lampazos, tablas de fregar, espátulas y trapos de piso en los cuarenta aniversarios de casados que pasaron juntos. El crimen habría ocurrido en 1948, y la vivienda que supuestamente habitó la pareja (una humilde construcción de maderas y paja) es hoy un santuario por el que los hombres del barrio desfilan para pedir el regreso de una mujer abandónica o "el encajetamiento" de una chica esquiva.

Los rituales que se hacen por San Cajeta son variados, aunque el conjuro más común es tirarse siete pedos a la mañana, en ayunas, debajo de las sábanas que se comparten con la esposa, concubina o novia con la que se quiere resolver un entuerto. Si el pedido es por una mujer con la que aún no hay trato o confianza, se le debe dejar al santito una botella de detergente con el nombre de la deseada escrito en la etiqueta, atado todo con un trapo rejilla.

"El santito es cumplidor -cuenta Obdulio Irízar, vecino de VSJ-. Yo le pedí, le pedí, le pedí y le  pedí, y mi mujer dejó de romperme las pelota con que me bañe todo los día. Y no sólo eso: taén desapareció el canal Cosmpolitan de la grilla del videocable. Se ve, pero todo feo".

Un tema central en los seguidores es la idea de que los hombres "no se enamoran, se encajetan", tema que fuera abordado también en una entrevista de AN con Chuñi Benite, tiempo atrás. El encajetamiento es un concepto difuso, difícil de definir, pero una síntesis incompleta podría permitir describirlo como un enamoramiento bajo control, en el que el hombre no se rinde atado de pies y manos al objeto de su amor.

"El encajetado igual se va a la choriseada con lo vago y vuelve todo talacastiado, igual falta al cumpliaño de la madre della pa ir a jugar al fulbo, igual sigue mirando culo cuando sale a tomar tereré en la vereda. El enamorado no, y si lo hace, le recontracagan a patada", explica Benite. Y agrega: "Ojo, el encajetado muere por su mina, se redite por la loba, pero ni en pedo usa una chomba roja a rayita sólo porque le regaló la hembra".

 

Vieja polémica

 

Por supuesto que la postura de los hombres del barrio fue acatada silenciosamente en otras épocas pero hoy es cuestionada a viva voz por las mujeres de Villa San Juan. "Es una muestra lamentable de inseguridad y tosquedad", dice Fiorella Mambrín, psicopedagoga que viene luchando contra las tradiciones de San Cajeta desde la página de Facebook "En Villa San Juan podrán cortar las flores pero no podrán frenar a San Valentín".

"Lo que dice la sicopedaleadora me importa un güebo. Que venga a ver la inseguridá de ésta", contestó Benite en una entrevista radial que no hizo más que avivar la polémica, la misma que el año pasado generó algunos incidentes cuando varias mujeres salieron a defender a hombres y muchachos que quisieron llegar con ramos de rosas a distintos domicilios del barrio y fueron derribados a ladrillazos por los grupos más radicalizados de la Acsión Ñerética.

"Que se veyan a engaisizar otros barrio, Villa San Juan no se mancha", dice Álvare, que esta mañana ya patrullaba algunas calles junto a otros vecinos de entre 60 y 80 años. Uno de ellos llevaba una camisa de fajina en la que tenía dibujados dos hombrecitos. "Son los dos pendejos que tumbó el año pasado; le querían llegar a la gringa de la 14 y a la docenta de la Ameghino", menciona Álvare. El viejo no puede reprimir su sonrisa de orgullo.

Pero, entonces, ¿qué se puede regalar en San  Valentín? "De todo, así que no entiendo por qué joden tanto las pelota", se queja Benite cuando se le traslada el interrogante. Según el literato, San Cajeta permite obsequiar con: electrodomésticos, cocinas (eléctricas no), herramientas, ropa (no polleras y nada que lleve flores o dibujos de animalitos), productos liquidos (perfumes -pero que no pueden costar más que el equivalente a cinco litros de nafta súper YPF- o fluidos de limpieza), repelentes de insectos, espirales, soportes para espirales (color lata, no pintados), embutidos (chorizos o morcillas que no estén atados con moñitos, sino con nudos simples), destapadores de cañerías, cepillos de cualquier tipo, utensilios, vajilla (terminantemente prohibidas las tacitas de té), tabaco de mascar, panes de césped, mascotas (no gatos ni aves, sólo perros, carpinchos o guasunchos), peines (negros o color ladrillo viejo), escarbadientes (pueden ser sin uso), betunes, cuadros (no paisajes ni retratos, y la imagen debe incluir al menos una camiseta de fútbol), y el regalo más elegido de cada año: garrafas de gas.

En Villa San Juan, a medida que se aproxima la medianoche, se respira ansiedad.

 

 

.

 

Comentarios   

 
+1 #3 Rubén& 14-02-2017 19:06
El permanente choque entre los tradicionalismo s -que a veces derivan en fundamentalismo s como el de los caballeros de la orden de San Cajeta, y la ampliación de derechos que continúa expandiéndose en nuestras sociedades: "Francia legaliza el matrimonio entre personas que no se quieren" https://t.co/x7L0mnUDCC
Citar
 
 
0 #2 El Marucho 15-02-2014 00:22
El muchacho del tema "Oh l´amour", de Erasure, no es seguidor de San Cajeta.
Lovisindier Pepe, grandioso trabajo. Una pregunta: el tipo de la foto ¿es el tesorero Ñacaniná Álvare?

A: Courrrrreccctoo ooo!!
Citar
 
 
+1 #1 peregrino 14-02-2014 11:11
¡Salió nota nueva!

°/ ¡Vamocarajooooo !

Me queda una duda (aparte de la podonga, jiojiojioooo!): ¿flores virtuales se podrán mandar, o también hay ciberactivistas ? Porque hay una hembra del barrio con la que me agarré flor de encajetamiento.

A: Déale guasca y se le pasa, estimado Pere.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration